ARTICULO: Monitorizando Informix. Herramienta OnPerf

ARTICULO: Monitorizando Informix. Herramienta OnPerf

28 septiembre, 2010 ARTÍCULOS 0

Onperf es una herramienta gráfica para Unix/Linux que permite monitorizar un gestor IBM Informix con la mayor parte de las opciones que ofrece el comando onstat, en tiempo real y guardando registro de los datos obtenidos para poder analizarlos posteriormente.

Aunque es una herramienta útil, Onperf tiene sus limitaciones, siendo la más importante de ellas que no se puede ejecutar en un entorno de alta disponibilidad que tenga montados servidores HDR, RSS o SDS.

Onperf viene de forma gratuita y predeterminada con los gestores IBM Informix, por lo que puede ser utilizado por cualquiera que quiera monitorizar el gestor.

Su funcionamiento en sencillo. Cuando se lanza la aplicación entran dos procesos. Uno de ellos se conecta a la memoria compartida, de forma que los datos obtenidos son los mismos que con el comando onstat, mientras que el otro proceso se encarga de tratar esos datos para poder mostrarlos de forma gráfica.

Vamos a suponer que partimos de un servidor IBM Informix funcionando en una máquina Linux y que nos conectamos desde un cliente Linux. En este caso lo primero que necesitamos para poder utilizar onperf son las variables de entorno INFORMIXSERVER y PATH de nuestro gestor, de forma que se pueda conectar al mismo para obtener los datos. Esto permite que, simplemente cambiando ambas variables de entorno, seamos capaces de monitorizar diferentes gestores. Por supuesto, el gestor debe estar arrancado.

También necesitamos disponer de un entorno que soporte un terminal X y el mwm window manager, y habilitar las conexiones gráficas de cualquier terminal por medio del comando “xhost +”. Con esto ya podemos arrancar la aplicación ejecutando el comando $INFORMIXDIR/bin/onperf.

Una vez arrancado nos encontramos con el primer gráfico y los datos de las llamadas ISAM. Lo primero que debemos hacer para poder sacar todo el rendimiento a la herramienta es mirar qué parámetros nos permite monitorizar. Para ello vamos al menú Metrics y escogemos el tipo de datos a mostrar, que puede ser desde los valores de los chunks a datos de cpu o memoria.

Para cada uno de los parámetros a monitorizar debemos ir seleccionándolo y añadiéndolo a la columna Metrics to graph. Por cada uno que añadamos aparecerá una nueva línea en el gráfico con su color correspondiente. Hay que tener en cuenta que no podemos mostrar más de 10 valores a la vez.

Una vez terminada la selección aceptamos y volvemos al gráfico principal. Como todas las opciones se muestran en un sólo gráfico, hay que tener cuidado de escogerlas con valores similares, ya que la escala será la misma para todas. Si escogemos dos métricas, una de valores muy altos y otra de valores muy bajos, el gráfico no se verá bien.

Ahora debemos pasar a configurar la frecuencia de muestreo y el salvado de datos. Hay que tener en cuenta que los datos obtenidos se van guardando en un buffer en memoria y que cada muestreo requiere unos 8 bytes de memoria, por lo que hay que ser cuidadoso a la hora de monitorizar muchos valores con excesiva frecuencia porque podríamos consumir mucha memoria.

Primero debemos ir a la opción Configure y editar la configuración. Si se quiere salvar datos, se empezará definiendo las métricas a guardar. Esto no debe confundirse con las opciones de monitorización, que eran las que se mostraban en el gráfico, sino que son los valores que se van a almacenar para poder visualizarlos.

También se debe definir la frecuencia de muestreo que vamos a tener (sample interval), que cantidad de datos vamos a guardar (history depth) y en qué formato vamos a guardar los datos (Save mode).

La frecuencia de muestreo indica cada cuanto tiempo comprobamos los valores de las métricas escogidas; la cantidad de datos a guardar indican el número de muestras que guardamos en el buffer; y el formato permite guardar los datos en binario o en formato ASCII. En el primer caso el formato depende del sistema operativo pero es más rápido, mientras que en el segundo es independiente de la plataforma pero es más lento.

Una vez configurado debemos arrancar de nuevo para que tome los nuevos valores de configuración y ya tenemos Onperf monitorizando nuestro gestor IBM Informix.

En ocasiones, disponer de un gráfico que nos vaya mostrando los valores durante un intervalo de tiempo no es suficiente. Por eso Onperf ofrece la posibilidad de guardar los datos para así poderlos analizar de forma tranquila cuando lo necesitemos. Para ello debemos ir a la opción Graph y allí escoger la opción Save History File, de forma que Onperf guarde todos los datos disponibles en el buffer en un fichero, que será de tipo ASCII o binario según lo hayamos configurado.

Posteriormente podemos hacer que Onperf nos reproduzca ese archivo en lugar de obtener los datos de un gestor. Para ello debemos entrar en Onperf y en el menú Graph escoger la opción Open History File. Hay que recordar que sólo podremos reproducir aquellos datos que hayamos guardado al realizar la configuración de Onperf, que no tienen que ser los mismos que se estaban mostrando en el gráfico.

Una vez cargado en archivo debemos ir a la opción Metrics y seleccionar las que queremos mostrar. Como ya hemos comentado, sólo estarán disponibles las opciones que hayamos guardado.

Así que con esto hemos visto que disponemos de una herramienta gráfica potente que nos permite monitorizar el gestor IBM Informix en tiempo real y guardar esos datos para analizarlos posteriormente, lo que la convierte en una herramienta realmente útil a la hora de detectar problemas o posibles mejoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *